Realització

#ARCOlores

Madrid

Un nuevo escenario para la Sala VIP de ARCO Madrid.

Fresco, fotogénico y con identidad. 

Proponemos un lugar que contraste fuertemente con el espacio ferial y sus abrumadoras dimensiones, para ofrecer una atmósfera de descanso, encuentro y ¿por qué no? divertimento.

Si bien los espacios de exposición de la feria se delimitan principalmente con paredes divisorias blancas y anodinas que dejan todo el protagonismo a las obras de arte; para la sala VIP de ARCO proponemos que esta relación se invierta. Las paredes divisorias tomarán un fuerte protagonismo cromático para dotar de carácter y significado a cada uno de los ambientes que conforman el recorrido de la sala VIP. También la manera de desplazarse cambiará radicalmente: el visitante pasará de desfilar en un espacio ortogonal y organizado; a deambular a través de un recorrido laberíntico y recreativo.


Siguiendo la filosofía y valores del Corte Inglés, creamos múltiples espacios donde todo el mundo encontrará lo que busca. Su amplio catálogo nos permite generar atmosferas y ambientes distintos en cada sala, donde el visitante podrá evadirse y desconectar.


Para la disposición de estos escenarios se busca la máxima simplicidad de ejecución, trabajando con tres elementos principales: el pladur pintado, la moqueta y el mobiliario de El Corte Inglés. Se propone un método constructivo en correspondencia al carácter efímero de la feria.
Disponemos una sencilla malla de estancias cuadradas de 5.5x5.5m y 11x11m que, girada 75º, provoca una primera distorsión del espacio ortogonal. El gran volumen destinado a la sala vip se compartimenta ofreciendo una amplia colección de pequeños espacios. Se abren visuales entre ellos, de manera que los visitantes podrán intuir que aún situarse en un espacio aparentemente cerrado, se encuentran en una gran sala con multiplicidad de usos. Estas conexiones se materializan en cortes en los paramentos divisorios, oberturas circulares que crean un juego de visuales cruzadas a través de las estancias, provocando nuevas relaciones y contrastes. La belleza del espacio fragmentado está en la complejidad de sus conexiones, en el vacío que suma e integra las estancias creando dualidades compositivas.


Se otorga un color a cada estancia según un criterio compositivo basado en una gama de colores que el movimiento purista de Ozenfant y Le Corbusier llamará Escala Mayor: “La Escala Mayor está construida con ‘amarillos ocres, rojos, tierras, blanco, negro, azul ultramarino y algunos de sus derivados’. Esta escala es fuerte estable, da unidad y equilibrio; estos colores son ‘constructivos’ y empleados ‘en todos los grandes periodos”. El color, a la vez, permite ordenar, jerarquizar y unificar el resultado espacial. Las estancias, volumétricamente iguales, se distinguen unas a otras dentro de la malla. Por otro lado, el mobiliario seleccionado que ocupará esta serie de espacios monocromáticos,
será del más estricto color blanco y destacará pues, por su ausencia de color.


Cuando un color inesperado irrumpe en un escenario a través de una apertura intencionada, surge la coyuntura perfecta para realzar una escena, objeto o mueble enmarcado al otro lado. El reclamo visual es tan sencillo como efectivo: una pareja que charla sentada al otro lado de la sala, se convierte en el motivo perfecto de una fotografía que se cuelga en instagram bajo el hashtag #arcolores. Lo encuadrado pasa a ser una obra de arte a ojos del espectador.


El juego de visuales cruzadas, la combinación y el solape de colores, y la colección de marcos circulares crean reminiscencias del mundo del arte, eludiendo al carácter innovador y contemporáneo de la feria ARCO.

Información ocultar
Autoría    
Cierto Estudio
Clasificación / Tipología Ubicación Otra información
Projectes temporals Madrid Superficie construída: 1300
Coste/m2: 100.000
0 comentarios
inicio añadir comentario


No hay comentarios ni valoraciones para este producto.
¡Sé el primero en comentar y valorar!

 

mi área privada