Realización

1.10.100 | MedioMundo

Galería realización ocultar galería

1.10.100_MEDIOMUNDO

¿Por qué MedioMundo?_

 

...Por entender la arquitectura como una responsabilidad social de mediación entre el interés de la administración y el habitar de las personas beneficiadas.

… Por practicar la arquitectura como un oficio disciplinado y riguroso manteniendo la ilusión de proponer y descubrir temas nuevos en cada proyecto. 

 

INTRODUCCIÓN_

Objetivos: Nos planteamos este primer viaje como la comprobación del funcionamiento de 1.10.100 como recurso de investigación e intermediación entre los arquitectos autores de la obra y arquitectos interesados en ella. Este intercambio, que en principio se antoja jerárquico y de carácter docente, consiguió adquirir el tono participativo y transversal que la experiencia 1.10.100 se plantea como propósito arquitectónico.

El objetivo no sólo se plantea como un intercambio entre Mediomundo y los arquitectos de 1.10.100, sino también como una oportunidad para Mediomundo de redescubrir y evaluar la arquitectura producida años atrás, y comprobar así su funcionamiento y su inserción social con el paso del tiempo.

 

Organización: Sería la primera experiencia del grupo, el primer viaje, la primera comida/’interrogatorio’ con el primer estudio invitado.

Quedamos temprano, un buen día, sol y temperatura agradable; justo en la puerta de su estudio…   para los que conocemos la colección de maquetas que guardan con cariño en aquel espacio sentimos pena en no poder perder un poco de tiempo en entrar, pero por delante nos quedaban bastantes kilómetros de autovía…   en otro momento será.

No hicieron falta formalismos, ni timideces, enseguida se presentaron ellos mismos al grupo. Y tras los saludos y breve revisión del programa previsto, nos metimos en los coches, consiguiendo dividirles para que en cada vehículo se les pudiese ‘interrogar’ por separado durante las casi dos horas de trayecto.

 

Punto de encuentro: Estudio de Mediomundo, Sevilla, a las 9:30

 

CINE-TEATRO SAN FRANCISCO_Vejer de la Frontera.


¿Por qué este proyecto?_

Se entiende que este proyecto, por su condición de primera obra construida fruto de un concurso, plantea, tanto a los arquitectos como a los miembros de 1.10.100, una extraordinaria oportunidad de evaluación de la arquitectura en su trascurso del tiempo. Además de esta obra responde a temas de interés público y social, y se resuelve con una arquitectura muy clara y bien construida, por lo que el cine-teatro es en sí mismo la justificación de ser elegido por 1.10.100 para su visita.

 

Aproximación y escala_

La ruta en coche nos proponía una aproximación a escala territorial o paisajística, ya que a medida que nos aproximábamos a Vejer, aparecía ante nosotros un pueblo de pequeñas piezas blancas que se recortaba con las escarpadas lenguas verdes. En esta fotografía de aproximación se asomaba la primera imagen del teatro, que no era otra que unos volúmenes partidos que se mezclaban en el blanco caserío. Tan solo el volumen inclinado de una cubierta, en un plano posterior a los volúmenes blancos, podía distinguirse como una cuidada imagen de identidad frente al entorno urbano.

Una vez arriba en Vejer, caminando por sus calles y conversando sobre concursos -alguno de ellos celebrado en aquella ciudad- llegamos a la plaza donde se sitúa el cine-teatro. Esta aproximación, en una escala peatonal muy cercana, nos reveló la cara representativa del teatro, su fachada a la pequeña plaza, ofreciendo una imagen clara de los conceptos que se trabajan en el interior.

 

Re-presentación_

El acceso al cine-teatro supuso la experimentación de los espacios que intermedian entre el público y el programa cultural que contiene dentro el objeto arquitectónico. La caja donde acontecen las instalaciones y actividades culturales tiene un filtro anterior que regula la transición desde el espacio público hasta el interior de esa caja cultural. Este filtro tiene además la capacidad de asumir el papel de re-presentar la experiencia cultural en Vejer y así abrir el antiguo cine que daba la espalda a la ciudad.

Al entrar un neón azul nos comentaba la voluntad de ese espacio para convertirse en "un pedacito de Broadway" en Vejer. Esta luz es la que nos estaba revelando además la capacidad de establecer un discurso que relaciona panoramas culturales de la representación de/en la arquitectura, al tiempo que se mantiene un diálogo más cercano con el ciudadano y el usuario del cine-teatro. Esta posibilidad de realizar una intervención arquitectónica con distintos niveles de complejidad de lectura, nos revela la preocupación de Mediomundo por que las propuestas arquitectónicas se integren y participen en la vida cotidiana.

 

Implicación de agentes_

Uno de los aspectos destacables de la visita fue la conversación acerca del papel del arquitecto en la obra, como organizador y gestor de lo controlado y de lo incontrolado. En el proceso de realización de la rehabilitación del cine-teatro intervienen numerosos carpinteros, albañiles y otros técnicos. Todos ellos con la voluntad de aportar algo durante el proceso constructivo. El papel del arquitecto podría entenderse como el director capaz de sacar lo mejor de cada uno de ellos y obtener un excelente producto final, lo cual consigue una apropiación del edificio a través de la experiencia constructiva por parte de los agentes que intervienen en la ejecución.

Los meditados despieces, los cuidados acabados y detalles, el ajuste del presupuesto, la vinculación discursiva con el antiguo cine y la capacidad de incorporar la implicación ciudadana en el proceso de materialización de la rehabilitación son aspectos que marcan esta obra y la distinguen de arquitecturas más desarraigadas del contexto social y económico.

 

CIBERCENTRO MACARENA_Sevilla


¿Por qué este proyecto?_

El cibercentro, al contrario que el cine-teatro de Vejer, es una de las obras más recientes. En el momento de la visita, estaba aún inacabada, aunque tan solo algunos detalles impedían su recepción final.

 

Espacios de participación_

El cibercentro lo encontramos tras recorrer las calles del entorno con altos bloques de viviendas que se posan sobre el suelo dejando plantas bajas libres. Estas plantas bajas van generando un tejido de espacios libres cubiertos que sin duda permite al cibercentro participar como otro más, con el particular interés que multiplica por varias plantas este espacio público. Además de la planta baja que recoge los recorridos peatonales a cubierto, descubrimos el contenido de la caja roja como un contenedor de instrumentos de intercambio real y virtual y finalmente llegamos a la cubierta -punto final del recorrido tipo- donde se recupera el anterior uso público inicial del solar existente incorporándole cualidades como una piel semitransparente que regula la privacidad de ese espacio y permite funcionar como mirador en altura.

Por otro lado, la participación ciudadana, que en otros casos enriquece y aporta valores al edificio, en este caso supone a veces la incomprensión de un correcto funcionamiento del espacio público, por lo que los arquitectos de Mediomundo nos cuentan que probablemente los vecinos cierren la planta baja del cibercentro, reduciendo la cualidad abierta de la que solía participar el barrio.

 

Economía de medios_

En el interior del cibercentro observamos como la construcción renuncia a la representatividad de la ostentación material para construir un austero soporte flexible para desarrollar en él actividades diversas, desde talleres, hasta aulas de informática o reunión. Desde este contenedor nos asomamos a las miradas guiadas a través de las aperturas de las contraventanas de chapa perforada, evitando la mirada directa con los edificios cercanos. Tanto la chapa lacada como el hormigón se emplean permitiendo gestionar de un modo responsable el proyecto y conseguir los objetivos planteados en el concurso.

 

ANOTACIONES EN EL CUADERNO 1.10.100_

Las visitas que se nos propusieron Mediomundo nos permitieron comprobar cómo la experiencia 1.10.100 trascendía el objeto arquitectónico para convertirse en una herramienta social de re-visión y re-flexión sobre la obra construida.  

Descubrimos cómo es posible generar propuestas que se integren en la vida ciudadana, manteniendo una preocupación por la profundidad del discurso arquitectónico, lo cual supone una satisfactoria evidencia del correcto funcionamiento de la intermediación entre los intereses y la realidad teniendo como mediadora a la arquitectura.

 

 

Información ocultar
Autoría    
ELENA VILCHES ÁLVAREZ
JESÚS VILLALTA ALFONSÍN
Manuel Pinilla Fernández
JAIME SIERRA SAUCEDO
FERNANDO VIDAL TUDELA
Clasificación / Tipología Ubicación Otra información
- Vejer de la Frontera. (CÁDIZ) / SEVILLA Fecha Terminación: Febrero 2011
Participaciones en arquia / próxima
   

mi área privada