Realización

RUTA TERMAL Y DEL AGUA VERÍN-CHAVES

ORENSE

Los tabajos consisten en el acondicionamiento de una ruta peatonal-ciclovía vinculada al río Támega en Verín, Ourense, y se proyectan con vocación de infraestructura territorial, como el primer tramo de una ruta de más de 30 km que convierte al río Támega en el eje vertebrador de la Euro-región Verín-Chaves.

El proyecto se sitúa en el ayuntamiento de Verín, cabecera comarcal de un amplio territorio al sur de la provincia de Ourense, limítrofe con la región portuguesa de Chaves, por las que discurre de norte a sur el río Támega, afluente del margen derecho del Duero, a lo largo de 30 km del valle de Monterrei, comunicando Verín con Chaves y Vidago.

Este territorio es conocido por la calidad de sus aguas minero-medicinales, en el que se fue generando una de las mayores concentraciones de manantiales, balnearios y complejos termales de la península a lo largo de la historia, llegando a su máximo apogeo a principios del S. XX. Este recurso común, el agua, así como el paso de una de las rutas del Camino de Santiago (Vía de la Plata) y la gran riqueza de sus ecosistemas fluviales y espacios naturales, se materializan en la creación de la Euro-Región Verín-Chaves, en la que se vienen desarrollando trabajos de cooperación transfronteriza como la Ruta Termal y del Agua Verín-Chaves basada en la puesta en valor y la recuperación del termalismo ligado al sector turístico y el río Támega como eje vertebrador de la región.

El programa consistía en el acondicionamiento y señalización de una ruta circular y puntual vinculada, sólo en su primera mitad de recorrido, al río Támega, cuyo ámbito de intervención se sitúa a lo largo de 3.500 metros del transcurso del río atravesando tres tejidos urbanos claramente diferenciados:

Un primer tramo urbano vinculado a 600 metros de río, en los que se concentran, además de un entorno construido consolidado, gran parte de los espacios públicos del núcleo urbano de Verín, como una playa fluvial , espacios ajardinados y paseos en torno al río en óptimo estado de conservación.

 

A continuación un segundo tramo de carácter rural, a lo largo de 1.600 metros de curso de río en la periferia de Verín, que se caracteriza por una trama urbana calada con gran diversidad de escenarios construidos de forma insolidaria unos con otros y sin orden, producto de  la extensión del núcleo urbano de Verín de forma fragmentada y caótica, con viviendas unifamiliares, adosadas, naves industriales, explotaciones agrícolas, etc… invadiendo asentamientos rurales tradicionales con una falta notable de espacios de uso público y orden.

Y un último tramo del entorno de actuación que consiste en un ecosistema fluvial de gran valor paisajístico y natural que forma parte de la Red Natura 2000: “El Bosque del Placer”.

Ante este contexto tan diverso se decide replantear el trazado de la ruta vinculándola al río Támega en todo su recorrido, potenciando su sentido lineal, descartando su carácter circular inicial, con vocación de infraestructura a escala territorial funcionando como eje vertebrador de la comarca y conectando, a lo largo de 30 km de río, Verín con Chaves y Vidago, principales enclaves termales del eje, articulando los espacios libres y las distintas tramas urbanas y dotando de un orden a este entorno caótico.

A esta infraestructura se le aportarán usos y actividades (zonas de baño, zonas de estancia, pesca deportiva, paseo, deporte…) convirtiéndolo así en equipamiento urbano y generando espacios públicos y lugares de vida en cada uno de sus tramos.

 

Se proyecta sin grandilocuencia, delimitando un ámbito quirúrgico de actuación y descendiendo a la pequeña escala para coser el territorio, solucionando los problemas presentes en el contexto de cada rincón urbano y reutilizando lo existente.

 

Se trata de, con los escasos medios de los que se disponía, intervenir en un ámbito de 4 km de curso de río aprovechando los recursos que se presentaban como estrategia productiva, apoyando la ruta en senderos, caminos, firmes, muros, señalización y puentes existentes, pero siempre en el marco de la infraestructura a escala territorial.

Se deja abierta la posibilidad de que, con la disponibilidad de nuevos medios en un futuro y siendo conscientes del constante proceso de cambio al que está sometido el paisaje, se permita continuar la intervención siguiendo las pautas marcadas, antojándose, en la situación económica actual, como un modo eficaz de acometer una infraestructura territorial.

Dentro de los trabajos a realizar en esta primera fase se decide situar estratégicamente el inicio y fin de la ruta, estableciéndolos en dos lugares vinculados a hitos termales como son el área acondicionada para el baño en el centro urbano de Verín y la desembocadura del río Búbal, afluente del Támega, en el Bosque del Placer.

Las intervenciones en el primer tramo, en el núcleo urbano de Verín, son mínimas, reduciéndose a la limpieza de los márgenes del río y a la demolición de elementos obsoletos que impedían la conexión visual entre la ruta y el Támega, así como pequeños trabajos puntuales a resolver como el acceso de camiones y maquinaria al río para su dragado anual.

 

En el segundo tramo de tejido calado de carácter rural, existían caminos y firmes apoyados en muros de escollera como medio de protección ante las habituales crecidas, que hacen que el río se presente aquí como un borde de actuación preciso y tenso. Sobre estos caminos existentes se plantea una senda contínua de zahorra procedente del material de arrastre extraído del río en su dragado anual y tratado posteriormente en una planta de machaqueo local, contribuyendo a la integración con el medio a nivel cromático.

Esta senda se confina mediante bordillos de hormigón prefabricado y se ejecuta sobre firmes, caminos y puentes existentes prestando especial atención a los accesos a casas y parcelas, encuentros con muros, cierres de fincas, y arbolado… aprovechando la flexibilidad de la zahorra para coser cada rincón urbano en intervenciones de microcirugía urbana.

Se ha dado continuidad a la nueva intervención en lo referente a tratamientos de pavimentos, aportando una imagen homogénea en todo el recorrido para facilitar la identificación de la ruta, recurriendo a dos únicos materiales: zahorra para la senda y entablado de madera de 5 cm de espesor para solucionar problemas puntuales como: una doble rampa existente en mal estado que soluciona la diferencia de cota entre la senda y “a Ponte do Melo”; y la zona de baño que se proyecta en el “campo da feira de Pazos”, un gran espacio libre vinculado al río con pistas deportivas, zonas de juego para niños y un merendero preexistentes, dispuestos sin ningún orden, bajo una agrupación de robles en torno a un viejo muro de piedra que evitaba su inundación en las crecidas ordinarias. Un lugar en el que se presentaba una gran oportunidad para dotar de uso y vida al barrio de Pazos con una zona de baño que se ejecuta mediante un entablado de madera a 2 niveles, el inferior inundable, que articulan y vertebran el conjunto generando un equipamiento urbano y solucionando, además, la accesibilidad en este tramo del río en caso de crecida.

En el último ámbito de intervención consistente en un ecosistema fluvial de gran valor natural y paisajístico, el “Bosque del Placer”, el borde del río se presenta diluído, ya que el sendero espontáneo existente transcurre por zonas inundables y en un entorno vivo, con tramos afectados por la erosión constante del cauce.

Los trabajos que se desarrollaron en este ámbito exigieron un replanteo minucioso y pormenorizado “in situ” identificando 3 tipologías diferenciadas de tramos de sendero: tramos situados a cotas no inundables que no se modifican; tramos de sendero inundables que se resitúan abriendo tramos alternativos a cotas más elevadas para evitar su inundación; y zonas de sendero erosionadas o sin firme consolidado en las que se ejecutan tramos de senda, de 1,20 metros de ancho, de madera elevada sobre pilotes que permitieron coser los distintos tramos de ruta en el bosque resolviendo, de este modo, la accesibilidad al mismo. Se prestó especial cuidado en el diseño de estos tramos de senda elevada, materializándose como una lámina de madera, con su estructura oculta, que flota sobre el río con el fin de causar la mínima afección visual y medioambiental posible.

Información ocultar
Autoría    
JOSÉ LUIS QUINTELA PORRO
Clasificación / Tipología Ubicación Otra información
- VERÍN
ORENSE | ESPAÑA
Fecha Inicio: Abril 2013
Fecha Terminación: Febrero 2014
Superficie construída: 3.572 metros lineales
Coste/m2: 67,73 €/m lineal
Agentes    
Manuel Cuquejo González
Sarai Noa Aguirre Lamparte
 
Participaciones en arquia / próxima
   

mi área privada