Ficha de Tesis

Título: LA DISOLUCIÓN DEL PILAR EN LA ARQUITECTURA MODERNA.
Subtitulo: UN PROEMIO, SIETE MECANISMOS Y UN EPÍLOGO.
Fecha lectura: 05/07/2012
Director de la Tesis: JORGE TORRES CUECO
Tribunal: JUAN CARLOS ARNUNCIO, MANUEL ÍÑIGUEZ, JUAN CALDUCH, AMADEO RAMOS, VICENTE MAS
Centro: E.T.S. A - València - UPV

Partiendo de entender la Arquitectura como un hecho material, se establece la importancia de la construcción en su definición formal, y se subraya la estructura como el sistema esencial para crear espacio y determinar su imagen. De modo que el espacio arquitectónico se entiende sólo desde su relación con la materia y su carácter ambivalente: racional y fenomenológico. 

La aplicación de los materiales procedentes de la industria durante el siglo XIX y principios del XX, fundamentalmente el acero, hormigón y vidrio, condujo a la reducción de las secciones y espesores de la construcción. De una parte se optimizaba la capacidad mecánica de los materiales estructurales, y de otra, se desmaterializaban los límites entre estancias y de éstas con el exterior. 

La suma de ambas circunstancias decantó la aparición de una nueva concepción espacial cuyas principales propiedades eran la continuidad y la fluidez. Los pesados muros del pasado se sustituyen por soportes puntuales y delgadas membranas que manifiestan la separación de los dos sistemas: el sustentante y el envolvente. La libertad para disponer los soportes y su desvinculación de los cerramientos y particiones, potenciaba la apertura y extensión del espacio, clarificaba la función de cada sistema y favorecía su especialización. 

Las posibilidades de afección sobre el lenguaje de la arquitectura moderna, derivadas de estos avances, fueron fundamentalmente dos: la expresión directa del orden estructural, practicada por algunos radicales holandeses, suizos, y por constructivistas soviéticos. Y la pérdida de todo carácter tectónico, que se detecta en la mayoría de los arquitectos que lideraron la modernidad, desde Gropius a Le Corbusier, o Mies van der Rohe.  En ambas alternativas, la abstracción es la cualidad esencial que parece insuflar su condición moderna. En general, los elementos constructivos tradicionales se transforman en entidades carentes de corporeidad, y cuando la mantienen, no manifiestan su naturaleza. Los muros pasan a ser planos, habitualmente blancos o transparentes. Los forjados pierden su artesonado y se convierten de nuevo en planos, esta vez horizontales. Las vigas se sumergen en el espesor de estas bandejas y desaparecen también de la vista configurando, en conjunto, un espacio atectónico. Quedan los soportes, que como último reducto de la gravedad, impiden la continuidad y transparencia absolutas. 

Se propone un recorrido por algunos de los mecanismos empleados en minimizar su presencia. 

 

Participaciones
IX concurso bienal (ver ficha histórico)

Alfonso Díaz Segura

Arquitecto
E.T.S. A - València - UPV
VALENCIA | ESPAÑA
www.diazherrera.com




mi área privada