Realización

Objetierro

Objetierro. 

Nuevas formas de uso del espacio público mediante objetos posibilitadores. Madrid y la espera del Cristo de Medinaceli.

«…normalmente venimos con 10 días de antelación, pero este año hemos empezado el 18 de febrero porque vimos que alguien había colocado cartones asignándose los primeros números»
“Peregrinos bajo tenderetes de plástico y con sillas de playa”
Flavia de Farraces Diario El Mundo 27/02/2015

La basílica de Jesús de Medinaceli se encuentra situada en el madrileño barrio de las letras, en el cruce de las calles Cervantes y Plaza de Jesús . Todos los viernes del año los fieles pueden mostrar su devoción y en horario de 06:30 a 23:00 acuden a la veneración y besapie (pie derecho) de la imagen de Jesús Nazareno de Medinaceli. De entre todos los viernes del año, el primer viernes del mes de Marzo es un día especial para los fieles, los clérigos bajan la imagen de su camarín y durante esa jornada es posible besar el pie izquierdo y pedir tres deseos, de los cuales según cuenta la tradición se cumplirá uno. Un acontecimiento que rebosa los limites de la basílica, se extiende por la plaza de Jesús, la calle de Jesús y la calle Fúcar llegando hasta la calle Atocha.

Como resultado del interés por “ser el primero” observamos que los cuatrocientos metros que separan la puerta de la basílica y la calle Atocha, se convierten en una *Zona de espera*, una fila donde ordenadamente y de manera autogestionada esperan su turno.

Esta zona de espera que conforma la fila es un acontecimiento en si misma, transforma el entorno, cambia la calle, la dota de unas nuevas características que convierten un espacio público en un híbrido que incluye lo intimo y privado en unas intensidades que varían dependiendo de que partes de la fila observamos

Como resultado del interés por “ser el primero” observamos que los cuatrocientos metros que separan la puerta de la basílica y la calle Atocha, se convierten en una *Zona de espera*, una fila donde ordenadamente y de manera autogestionada esperan su turno.

Esta zona de espera que conforma la fila es un acontecimiento en si misma, transforma el entorno, cambia la calle, la dota de unas nuevas características que convierten un espacio público en un híbrido que incluye lo intimo y privado en unas intensidades que varían dependiendo de que partes de la fila observamos.

Todo este acontecimiento se reduce a una serie de ACCIONES y OBJETOS que se dan en un ESPACIO, elementos que se incorporan durante un determinado tiempo a un lugar modificando su naturaleza. Milton Santos “La Naturaleza del espacio” pag.55 *…sistemas de objetos y sistemas de acciones interactuan. Los sistemas de objetos condicionan la forma en que se dan las acciones y por otro, el sistema de acciones lleva a la creación de objetos nuevos o a la modificación de objetos preexistentes. Así el espacio encuentra su dinámica y se transforma.*

El origen de la acción deja de ser importante, no así la forma en que se lleva a termino. Aunque las situaciones que se dan en la fila puedan parecer una única acción, la diferencia en el tiempo de espera provoca que los objetos que intervienen sean distintos, como consecuencia directa de los diferentes objetos podemos observar distintas acciones y por lo tanto distintos “espacios” dentro de lo que parecía un elemento homogéneo “La Fila”

Atendiendo a los objetos utilizados aparecen elementos que se repiten en todas las situaciones de la fila, por un lado algo para sentarse y por otro un elemento que hemos llamado “localizador”, algo tan simple como un cartón con tus datos, tu posición y tus acompañantes, ese localizador es la norma o ley que rige la espera, durante la cual se produce una apropiación del espacio público a través de objetos que no pertenecen al espacio público, los “objetierros”.
Dejando de lado las razones que la provocan, nos interesa la forma en que es llevada a cabo la colonización de este espacio. Intentamos replicar la re-ocupación de la calle, del espacio público, para ello, creamos nuestro propio OBJETIERRO con una interpretación personal de los dos elementos recurrentes en la espera del Cristo de Medinaceli. “Silla (silla de terraza) y ley (cuerda)” hacen una apropiación de espacios públicos y semipúblicos. Es una apropiación realizada por personas que interactuan desconociendo las reglas, simplemente se encuentran con nuestro “objetierro”, intuyen lo que pueden hacer y lo que no, lo interpretan, lo usan, lo adaptan a usos inesperados, lo ignoran…

Información ocultar
Autoría    
Valentín Sanz Sanz
Clasificación / Tipología Ubicación Otra información
Intalaciones
Proyectos temporales
Calle Fucar | Madrid | ESPAÑA Fecha Inicio: Febrero 2016
Fecha Terminación: Mayo 2016
Superficie construída: -
Coste/m2: -
Agentes    
Colaboradores Pablo Sánchez de Vega Gutierrez
 
0 comentarios
inicio añadir comentario


No hay comentarios ni valoraciones para este producto.
¡Sé el primero en comentar y valorar!

 

mi área privada