realização

DENSIDAD APARENTE. LAS LECCIONES CONSTRUCTIVAS DE ROMA EN LOUIS KAHN

VALLADOLID

Densidad Aparente. Las lecciones constructivas de Roma en Louis Kahn

La arquitectura del maestro americano Louis I. Kahn cambió radicalmente en la década de 1950. Tal fue su transformación que resulta difícil encontrar la mano del mismo autor en obras tan dispares como la miesiana casa Parasol (1944) o la palladiana casa Fleisher (1959). Un radical cambio de pensamiento arquitectónico que, como sucede en contadas ocasiones, es reconocido por toda la comunidad arquitectónica. Estudiosos que incluso se aventuran a situar dicho punto de inflexión en su estancia en la Academia Americana en Roma (AAR) que realizó entre 1950-51. Y tienen toda la razón en cuanto al momento y lugar. Pero el problema surge a la hora de establecer las razones que provocaron tal cambio en un periodo de tiempo tan corto. Esa la respuesta es un poco más difícil….

Los tres meses que Kahn pasó en Roma fueron intensos. Allí ejerció como Arquitecto Residente y, al contrario de lo que pueda parecer, era más un colega del resto de Becarios que un profesor de los mismos. Por eso el cargo no le ocupaba todo el tiempo y le permitía viajar. Es más, le anima a ello. Y Kahn viajó, y mucho. Viajó por Italia extensamente, pero sobre todo realizó un viaje trascendental por Egipto y Grecia. Viajes todos ellos muy conocidos por los maravillosos dibujos que realizó durante los mismos. Sin embargo, no existe en la actualidad ningún estudio que haya profundizado seriamente sobre la posible influencia que la arquitectura histórica que vio tuvo en su obra arquitectónica posterior.

El presente estudio tratará de rellenar este vacío en la biografía de Kahn. De ahí que la principal aportación de esta investigación radique en la rigurosa descripción de la estancia de Kahn en la AAR y en el posterior análisis crítico de las lecciones aprendidas durante dicho viaje y su aplicación en su propia obra arquitectónica.

La investigación comienza con un análisis exhaustivo de la estancia de Kahn en la AAR en su primer volumen. El estudio parte de la compilación de todos los datos referentes al viaje que en la actualidad están dispersos en multitud de lugares. A todo ello, añade nuevo material basado en el estudio de diferentes archivos, entrevistas personales e incluso libros de figuras tangenciales al viaje del arquitecto. De esta manera, el estudio descubre, compila y ordena toda la información hasta poder ser capaz de situar y describir casi de manera diaria el relato de los tres meses de Kahn en la AAR.

Mientras que, en el segundo volumen, el estudio analiza los conocimientos adquiridos durante el viaje y su inserción paulatina en la obra de Kahn, especialmente aquellos relativos a la construcción. El motivo es que una vez analizada la estancia y conocida obra posterior, se puede observar que el primer gran cambio se originó en la construcción. De hecho, comenzó con un cambio tan sencillo como la variación de la paleta de materiales. Sin embargo, esta transformación fue esencial puesto que el propio material fue el que posteriormente incitó a Kahn a modificar su punto de vista sobre la construcción. Y a su vez, esa nueva perspectiva fue quien finalmente le empujó a transformar el carácter de toda su construcción y situar a la densidad como una de sus herramientas arquitectónicas favoritas.

Es cierto que Kahn solamente estuvo tres meses en la AAR. E incluso que la mayor parte de ese tiempo la pasó viajando. Pero esa escasez temporal, Kahn suplió con una mirada ávida, una mirada similar a la que se tiene cuando se (re)descubren las cosas por primera vez. Y de repente, como por un misterioso acto del destino, todas las piezas encajan. En ese instante es cuando uno es realmente consciente de haber comprendido algo por “asombro” o “maravillamiento” (como él mismo solía confesar), una realidad que seguramente siempre había estado ahí, pero hasta ese preciso momento no se había llegado a entender verdaderamente. Algo similar le debió de ocurrir a Louis Kahn durante su contacto con las grandes obras del pasado…

La investigación termina exponiendo la teoría de que realmente fue ese “asombro”, “maravillamiento” o impacto que Kahn experimentó ante las ruinas mediterráneas el responsable de que llegase al verdadero conocimiento de las mismas. Fue a partir de ese descubrimiento cuando el arquitecto cambió su manera de entender la arquitectura y, consecuentemente, su obra empezó a transformarse. Por eso, no se puede señalar a ningún edificio o arquitecto en concreto como responsable final de la transformación en Kahn, como se extrae de la investigación, sino que en realidad fue la experiencia conjunta del viaje y su contacto con la arquitectura mediterránea antigua la que indujo su metamorfosis.

 

Tesis Doctoral defendida en la ETS Arquitectura de Valladolid el 14 de enero de 2016

Co-tutela entre la Univeridad de Valladolid y la Università degli Studi Roma Tre

Nota: Sobresaliente cum laude

Tutores: Julio Grijalba Bengoetxea, Francesco Cellini y Juan Carlos Arnuncio Pastor

Tribunal: Eduardo González Fraile, Paolo Desideri, Carlos Labarta Aizpún, Eusebio Alonso García e Iñaki Bergera Serrano

Información ocultar
Autoría    
Rubén García Rubio
Clasificación / Tipología Ubicación Otra información
doutoramentos
teses
Avenida salamanca, s/n
47014 Valladolid | Valladolid
VALLADOLID | ESPANHA
Fecha Terminación: Enero 2016

mi área privada